jueves, 25 de mayo de 2017

Ready Player One de Ernest Cline

Dios mío, Día del Orgullo Friki y yo con estos pelos. Como no sabía muy bien si quería hacer algo en especial (principalmente para no quemarme con el blog y volver a abandonarlo 18 meses) al final me decidí por probar algo que llevo teniendo en la recámara mental un tiempo. #ThrowBackThursday. No sé si salió de Twitter o Instagram o alguna otra red social que no controlo (soy un viejoven con esto de las redes sociales) pero yo cuando lo vi me dije Hmp, yo esto no lo puedo usar, ¿no? Y un tiempo después fue cuando se me ocurrió que podría hacer reseñas de libros que no me he leído recientemente sino hace mucho. Tiene pegas: algunos los idealizaré más, se me escaparán cosas de otros (aunque no creo, porque por lo menos los primeros 2-4 que puedo hacer me los he releído hasta la enfermedad)... Pero es la excusa que se me ocurre para tener más reseñas que hacer cuando lea poco y así no dejar el blog tirado; y sobre todo para reseñar algunos de mis libros favoritos. Así que sin más dilación... Ready Player One, de Ernest Cline.


★★★★★ Un poquito de contexto vital como me gusta hacer. Creo que descubrí este libro por el blog del señor Rothfuss (no he encontrado la entrada exacta, ouch) donde decía cosas fantásticas sobre todas sus referencias y lo bien escrito que estaba, y lo friki que era y... Vamos, que me vendió la moto. Yo que en ese momento estaba un poco pelado (upsy) fui un piratilla y me lo bajé en inglés. En plenos finales. Y me lo finiquité en una tarde, del tirón. Bajé al comedor de la residencia justo antes del último arco argumental hablando maravillas del libro mientras me miraban como si estuviese un poco/bastante loco. Desde entonces me lo habré leído más de media docena de veces (más de una decena contando audiolibro) y me lo he comprado en inglés, castellano y audiolibro; sí lo pongo en nergita porque es así de relevante (quiero pensar que he compensado mi arranque pìrata de hace tantos años). Ya me explayaré al final con al audio-tema.

Para los que no lo sepan tengo una reseña del segundo libro del señor Cline en archivo (Armada) porque no fue muy bien la cosa. Es la diferencia entre un libro hecho con prisa y uno escrito con calma y mimo. Para que veáis las diferencias supongo que lo mejor será leer la otra después de este. 

Y ahora bien, ¿qué es lo que más me gusta de este libro? Obviamente lo Friki que es. FRIKI con mayúsculas. Hasta la enésima potencia. Friki de la vieja escuela, invitándome a buscar Burakku Dragon en Google, descargarme un emulador y no parar hasta pasarme los dos primeros Jefes, mínimo. Pero no es snob. No es un libro en el que si no vayas a pillar todas y casa una de las referencias vas a estar perdido porque no eres la audiencia objetivo del libro así que búscate otro. Mi madre lo pilló por banda al escuchar que tenía referencias ochenteras y aunque solo reconocía las de películas y algunas de  música o series le gustó. No lo vivió tanto como yo pero el libro está pensado para que puedas disfrutarlo aunque vengas de fuera. ¿Pero si Armada mete la misma cantidad de referencias por qué lo tengo escondido bajo la cama e intento no mirarlo mucho? Muy fácil. Porque no está forzado. El señor Cline hizo de este libro un Almanaque de Anorak personal usando todas las cosas que le gustaban de su infancia y dándoles un sitio en la historia. No eran completamente gratuitas (bueno, la mayoría) y cuando lo eran al menos yo no sentía que me las estuviese metiendo por la garganta como a un pavo al que ceban para que engorde. Como si fuese a ganar puntos mentales por la cantidad de referencias por capítulo. Cuando veía algo que conocía me encantaba entender desde el minuto cero qué papel tendría en la historia antes de que lo explicaran. Y cuando mencionaban algo completamente nuevo y me lo vendían con pasión me entraban ganas de buscarlo. Citando una frase de LaLaLand "People love what other people are passionate about". Y en ArmadaErnest pilló la misma formula, le hizo una fotocopia en blanco y negro rápida en la máquina de la oficina y luego le dio tres colores base a mano antes de venderla como un dominical. "Si ha colado una vez... " Y con los ojos con el símbolo del dolar nos dio su segunda novela en un tiempo récord

Pero por muy bien hechas que estén las referencias frikis eso no me levanta a una novela. Pero el resto también es bueno. La historia es genial, los personajes son creíbles, el estilo de escritura es bueno... Pero a ver, que me adelanto:

La historia se sostiene. Nos explican desde el principio cuál va a ser el hilo argumental y te ponen en situación en un momento. Te mete rápido en la acción. Sí que es cierto que en los primeros capítulos hay algo de exposición un poco forzada que te intenta colar con unos recursos un poco... fáciles (como cuando a un bebé le dices que una cucharada de papilla es un tren, lo mismo pero estilísticamente hablando), pero es una novela distópica de SciFi, algo de exposición te tienes que comer siempre para tener una información mínima con la que trabajar. Pero en cuanto pasas los tres tochos grandes de exposición todo fluye a un ritmo genial. Las líneas argumentales A y B se suceden y entrelazan correctamente, los giros están bien situados y no hay ningún Deus Ex Machina sin justificar (hay algún salto de fe pequeñito con las habilidades de Parzival como informático, pero es posible). Cuando toma un ritmo un poco más pausado sabe cómo meter el acelerón para volver a situarte a velocidad de crucero en un momento. Tampoco es una historia hiper-compleja que te vuele la cabeza de mil formas. Pero es buena; muy sólida, bien construida y que de por sí te levanta una novela correctilla. Cuando la pones en una que tiene tantas cosas chulas rodeándola lo único que hace es potenciarlas.

Por ejemplo: los personajes. La variedad de personajes bien creados es chulísima. Parzival, Art3mis, Hache, Shoto y Daito... hasta Sorrento y sobre todo Anorak. Que un personaje que está muerto desde el principio de la novela (no es spoiler, ¿vale? Es Capítulo 1, es de donde parte el libro) me haya caído tan bien me dice que todos los personajes principales y secundarios están cuidados. Todos encajan, tienen personalidad y actúan de forma diferente. No son clones pre-programados. No hay una cantidad enorme de personajes, esto no es Canción de Hielo y Fuego. Pero la media docena de personajes principales están muy bien caracterizados y la docena de secundarios que aparecen en escenas sueltas sirven su propósito sin ser completamente unidimensionales. Por supuesto Art3mis me encantó. No me miréis mal, si Wade puede tirarse la tarde mirando vídeos de chicas monas tocando el ukelele yo también puedo quedarme embobado con personajes de libros... ¿No?

Y por último antes de empezar a  hacerle la ola al audiolibro voy a dedicarle unas líneas al mundo. Es una novela distópica al fin y al cabo, ¿no? Si no hablo del mundo aunque sea por encima mal vamos. Sobre todo porque aquí tenemos dos. La Tierra, destrozada en medio de una crisis energética, superpoblada y con pobreza extrema. Y luego está OASIS, un paraíso irreal donde la mayoría del planeta se relaja en lo que es el refugio definitivo; gratuito, infinito y libre. Es un mundo que te pintan con un detalle más que adecuado. No entra en una descripción minuciosa porque la mayor parte de la novela transcurre en OASIS, pero si que consigue que te imagines las torres de caravanas, y el centro de las ciudades más modernas. Y recuerdo que esto es una novela autoconclusiva. Si no dejas de leer saga tras saga tras saga de libros es fácil olvidar que se puede crear un mundo en una sola novela y transmitírselo al lector. Y no es un libro excesivamente largo. Sí que a lo mejor como Los Magos se me antojó extenso en el sentido de que leía y leía y solo miraba lo que me quedaba como pensando "Wala... y aún me queda todo eso por leer". Porque la trama avanza rápido y no dejan de pasar cosas. Entonces cuando ves que aún te quedan 150-200 páginas y ya ha pasado de todo te sorprendes. Porque no intenta resolverlo todo de un tirón y ya. Maneja muy bien el ritmo y si digo que a veces lo baja es porque solo tiene dos velocidades: medio gas y a toda máquina. En ningún momento es lento.

Dios mío esta reseña me está quedando eterna y aún tengo que hablar de una de mis cosas favoritas. El maldito audiolibro. Vale, estoy siendo muy pesado con esto y probablemente sea mi momento fanboy absoluto, pero es que está narrado por Whil fcking Wheaton. En serio. Y eso que en un momento de la novela se menciona a si mismo porque aparece como una referencia in text. Lo hace ridículamente bien. No sé si ha narrado algo más, pero en el momento en el que Acererak susurró su primera línea yo ya estaba vendidísimo. Se me pusieron los pelos de gallina y tuve que retroceder 30 segundos solo para volver a escucharlo. Es posible que la quinta estrella y un tercio de los paseos que le dí al libro vinieron gracias a la versión en audio. Así que si no los soportáis o no queréis escucharlo en inglés por el motivo que sea puede, puede, que le tengáis que bajar un nivel en la puntuación.

Pero aún con todo es un libro genial. La película dirigida por Steven Spielberg se estrena el 30 de Marzo de 2018 (iba a salir en Navidades pero no querían competir con Star Wars VIII y la han movido unos meses...), y yo voy a ir a verla al estreno. Solo puedo esperar que Ernest Cline nos vuelva a sacar alguna otra novela más parecida a esta y menos a Armada.

Hasta entonces me quedo un rato pululando por internet. Al fin y al cabo, salir al exterior está altamente sobrevalorado.

miércoles, 24 de mayo de 2017

Harry Potter and the Methods of Rationality by Eliezer Yudkowsky

★★★★★ NOTA: El libro es GRATUITO Internet links más abajo. 

Si, primera review de un FanFic.Y mi crítico interno personal me está diciendo:
 Pero Alex, mira que no tendrás libros de los que hacer reseña como para pillar un libro que no es un libro de verdad.  Calla crítico interior, calla. Es que desde que descubrí esta novela (sí, voy a llamarla novela y no FanFic) el año pasado me la he leído más de 5 veces. Ridículo pero cierto. Podría haberme finiquitado la segunda trilogía de Mistborn, o, si quiero mundo de Harry Potter podría haberme leído toda la saga 3.5 veces. En serio. Harry Potter and the Methods of Rationality (HPMOR de aquí en adelante, que se me alarga la reseña) es enorme. Son 682.091 palabras; es el equivalente a los primeros cinco libros juntos (30k más-menos). Es uno de los motivos por los que llamarlo FanFic me suena raro. Sí, lo es bajo todas las definiciones posibles pero no quiero que se sienta menos querido que el resto de cosas que reseño aquí. A lo mejor es que le he cogido cariño y simplemente estoy a la defensiva con el tema.  

Pero ahora me toca vender la moto de por qué me he emperrado tanto con este refrito de Harry Potter más largo que el manual de instrucciones de un robot de cocina-aspiradora-televisión portátil-todo en uno. 


Vale, ¿en que se diferencia esto de la historia que todos conocemos y queremos de Harry Potter y la piedra filosofal? Pues que Petunia en vez de casarse con Vernon Dursley se casó con un profesor de bioquímica. Harry se tira su infancia leyendo sobre ciencia, y sci-fi y les sale superdotado. Si, es un poco forzado lo último pero estamos un mundo de magia y hechizos y un elegido y una escuela de magia. Aceptar que además sea superdotado no es taaan dificil (te lo explican más o menos de cara al final). Por lo demás no cambia mucho la historia... Al principio. Pero Harry es completamente diferente y eso tiene un efecto cascada de la leche. No quiero decir mucho más porque mi política de spoilers roza lo estúpido pero tendré que cumplirla... ¿no? 


Si habéis leído HP sabéis perfectamente cómo se desarrolla todo. Pero aunque tengáis la estructura, el esqueleto de la trama, todo lo que la rodea si que os puede dar sorpresas. Muchas. Chulas y no tanto. Está muy bien reinventada y sabe reírse de si misma y de la saga en general perfectamente. Todas las pullitas que le lanza a la saga original de HP y a sus inconsistencias son la leche. Y el humor. En serio, me estoy repitiendo la vida en esta reseña pero es que el humor... Vale. Tengo que buscar un fragmento SPOILER Free como ejemplo (si, está en inglés, no, no lo voy a traducir...): 


Harry stayed under the Hat for long, long minutes, longer than all the previous first-years put together, longer than anyone in living memory. At the Head Table, Dumbledore went on smiling benignly; small metallic sounds occasionally came from Snape's direction as he idly compacted the twisted remains of what had once been a heavy silver wine goblet; and Minerva McGonagall clenched the podium in a white-knuckled grip, knowing that Harry Potter's contagious chaos had somehow infected the Sorting Hat itself and the Hat was about to demand that a whole new House of Soom be created to just accommodate Harry Potter or something, and Dumbledore would make her do it...

"Professor McGonagall said that if 'the one who did the Sorting' tried to push me into Gryffindor, I was to remaind you that she might well be Headmistress someday, at which point she would have the authority to set you on fire." 

"Tell her I called her an imprudent youngster and told her to get off mw lawn."

Vale, si no os estáis partiendo de risa, meh. Era para mostrar un poco que tiene más humor que la saga original. Tiene momentazos pero tras estar buscando un rato me he dado cuenta de que tampoco son de lo más citable. El chiste se construye poco a poco, van preparando la escena y el humor. Y citar eso es bastante difícil.

Pero vamos, que le tengo que sacar algo al libro. Aunque solo sea para parecer ligeramente objetivo y que voy a leer algo más en mi vida. 


El libro mete muchos datos científicos y filosóficos y de argumentación. Están todos bien buscados y podéis consultar TODAS las fuentes de donde se citan (o dónde encontrarlas) aquí. Es decir, que aprendes mucho con el libro si prestas atención. Peeeero, también hay que ir preparado. Porque no te da explicaciones a medias, cuando se lanza sigue la madriguera del conejo hasta el fin. Y si se tiene que tirar tres páginas explicándote un teoría lo hace. Y da igual el ritmo, o la trama, o que sean 6 min de exposición en medio de un diálogo. Si es necesario para que entiendas lo que se están sacando de la manga (para que veas que no se lo sacan del todo y tiene una base) lo hacen. Pero es que a mí eso me gusta. Me parece interesante,  y como aprendo malditas cosas muy citables en conversaciones al bulto para mí no es solo un punto positivo en lugar que negativo, sino que puntúa doble...


Ya avisé que no iba a ser demasiado objetivo. Dudo que lo haya sido más que un poquitito. Pero es que honestamente me ha gustado. Tiene trabas, y sé que probablemente no sea para todo el mundo. Pero la reinterpretación de la trama es buena. La reestructuración del mundo genial, y hasta los personajes son más canon a veces que en la obra original (ventajas de poder escribirlo con el mundo creado y no tener que ir improvisando como J.K. Rowling). Así que si te gusta Harry Potter te lo vas a pasar genial. Si Harry Potter te pareció meh y quieres algo más, adelante. Te va a gustar, probablemente. Si no soportas Harry Potter, y no quieres explicaciones detalladas de cosas chulas (ouch, subjetivismo...) y vas a poner los ojos en blanco cada vez que intenten hacerte reír porque efectivamente Harry Potter es para niños en todas sus reencarnaciones, move along


Para todos los demás, podéis encontrar el libro GRATIS en INGLÉS en EPUB, MOBI, y PDF . Si queréis leer una traducción de un fan al ESPAÑOL (no me la he leído y son solo los primeros 60-ish Caps) LINK.


Even if the stars should die in heaven,
Our sins can never be undone.
No single death will be forgiven
When fades at last the last lit sun.
Then in the cold and silent black
As light and matter end,
We’ll have ourselves a last look back
And toast an absent friend.
(HPMOR; Eliezer Yudkowsky)

sábado, 20 de mayo de 2017

Coraline de Neil Gaiman


★★★★★ Gaiman, mi Gaiman... Que a mi se me había prometido un libro para niños. Yo lo paso mal con este género no me puedes hacer esto. Pero tampoco me puedo enfadar contigo, no con lo bien que escribes, cabrón. 

No aguanto el género de terror. En serio, nada, 0% de tolerancia. Me da igual que o llames de susto, o psicológico o me digas "¡Pero si es solo sangre, que exagerado!". No puedo. Es algo que me supera. Sea en cine, series o literatura. No me gusta pasarlo mal. Ese subidón de adrenalina que tienen algunos cuando ven una peli de miedo y saltan en su asiento a mi no me viene. Lo que si se me revuelve por dentro es una sensación de que me voy a morir y de que eso me está pasando a mi y de irme de la sala o dejar de hacer lo que sea. No estoy exagerando en serio. La primer y última película de terror que intenté ver en mi vida fue La semilla del mal en 2009. Y duré 14 min. antes de tener que correr. Lo que se rieron de mi no tiene nombre y aún así no me arrepiento.

Pero uno escucha que esto es un libro infantil. Y me encanta Gaiman. Me costó pillarle el punto en American Gods, pero Stardust ya era mucho más de mi zona de confort y las similitudes de estilo (es decir, lo que viene siendo el autor mismo) empezaron a ser más claras y lo que leía me gustaba. Así que cuando Amazon (vicio compulsivo que ya roza lo crónico) me pone esta edición tan bonita delante y con ilustraciones y... Pues de perdidos al río, ¿no? 

Lo único que conocía de antemano de Coraline son unos fotogramas sueltos de mi hermana haciendo zapping unos años antes en la tele mientras decía que le gustaba mucho la pelicula y el capítulo que Gaiman mismo le dedica en The view from the cheap seats (audiolibro que algún día me acabaré). En él cuenta como fue el proceso de escritura y publicación del libro y es una anécdota curiosa y preciosa y no, no la voy a contar aquí. Esa es otra historia y os la cuenta Gaiman en la ocasión que queráis en su audiolibro.

Entiendo que Coraline se coloque en las estanterías de novela infantil/juvenil. Pero a mi me acojonó. Bastante. No hasta el punto de dejar de leerlo, pero sí lo suficiente como para no leerlo de noche (en serio, es que no os imagináis lo que me afectan estas cosas). Tiene la estructura de cuento tradicional y creo que puede quedar excepcionalmente bien de forma oral (lo que me anima a comprar algún versión en audiolibro pero... de momento no). Es algo que empiezo a pensar que es más el estilo del propio Gaiman que nada, pero hasta que me lea un par de libros más suyos no podría prometer.

Pero vamos a hablar de la novela en sí.

Coraline es Coraline. Sé que es una estupidez en si misma pero por algún sitio tengo que empezar y el personaje de Coraline es en el que se basa la historia. Bueno, en realidad se basa en una puerta pero... ¡No, no que cambio de opinión y la trama gana la pelea de qué importa más! Aquí la que manda es ella, ¡su nombre está en el maldito título, es el título! Coraline es un personaje de la leche. Es genial. Lo tiene todo para ser la heroína arquetipo que me gustaría que existiese. En serio, si muchas de las novelas intantil/jovenil/YoungAdult/Loquesea primero se leyesen Coraline y luego se preguntasen :"Hmp, ¿cómo de bien se llevarían mi heroína principal con Caroline? ¿En cuánto se parecen?" estoy seguro de que hay muchas que no llegarían a la novela o que recibirían cambios sustanciales. Coraline es divertida, curiosa, valiente, inteligente... Y es una niña pequeña, y mete la pata, y se equivoca y comete errores y necesita ayuda a ratos porque no puede solucionarlo todo ella mágicamente. Es que es un personaje que me creo. Es coherente, es un héroe común. Es un libro genial para leerle a niños 8-10 años y que quieran ser como Coraline. Y qué demonios, no solo a niños. ¡Yo también he querido ser un tercio de lo valiente que era ella varias veces a lo largo del libro! No sé cuántas veces estaba pensando "Yo no entraría ahí, Yo eso no lo hago ni loco. Como se nota que no tiene miedo porque yo eso no lo hago ni de coña.". Y todo esto sin perder verosimilitud. Hablaría de como los secundarios son chulos, y todos tienen un papel, y sus contrapartes son genialmente horribles... Pero es que da igual. Coraline es un motivo en si mismo para leerte... bueno, Coraline. Espero que tenga más sentido ahora que cuando empecé el párrafo.

La trama está muy bien. A ver, con sentido. Es un libro infantil, o por lo menos orientado a ese público. La trama no es compleja. Pero no es sencilla. Sinceramente, con el último nudo probablemente supere en giros a El Dios asesinado en el servicio de caballeros. Pero tiene buen ritmo, y no da tiempo a aburrir porque se desarrolla a paso ligero. Se disfruta bien. Pero lo más importante del libro no es la novela sino, rivalizando con la protagonista, es el ambiente.

La ambientación que se genera, la sensación de angustia y de que todo es tan creepy y extraño, es enorme. Te atrapa y hace que te cueste respirar. No solo por la narrativa, que es potente y sabe de sobras qué está haciendo, sino porque las ilustraciones aparecen de la nada para acabar de clavarte un poco las uñas.


En serio, acabo de ver mientras hacía la reseña que el ilustrador también hizo una de las últimas ediciones de The Graveyard book y es posible que aumente puestos en la lista de pendientes solo por eso. Pero es que todo el pequeño universo que se crea en este libro está tan bien hecho... No porque te den incontables detalles y esté trabajado de forma minuciosa para crear una sensación de inmersión total con la arquitectura del universo, sino porque todas las piezas que se le entregan al lector combinan perfectamente. Hace poco escuché una frase de una escuela de cine que es: "No line is worth a scene, no scene is worth a movie". En algunos libros de fantasía se pierden en ahogarte con detalles de un mundo que no vas a explorar más allá (es parecido pero nada que ver con lo que decía en mi reseña de El Color de la Magia donde quería toda la exposición pero no como me la daban por temas de ritmo, es un mundo con 50 volúmenes necesitas exposición). En Coraline a lo mejor porque ya lo estaba enfocando desde el principio como un cuento corto se centró menos en explicar todo y más en que todo combinase bien. 

Hay cosas que  quedan sin explicar pero eso no es lo importante. Si consigue crear un tapiz lo suficientemente denso y bien construido a tu alrededor ya está. Cuando eres niño no preguntas que le pasó al Lobo para que pudiese hablar con Caperucita, ni si los Tres Cerditos son aparejadores y solo el hermano de la casa de piedra Arquitecto superior. Este libro ha conseguido devolverme a ese estado de inocencia en el que lo aceptaba todo.

Coraline es magia pura. Da igual a que lado del umbral lo leas.