domingo, 27 de septiembre de 2015

Stardust de Neil Gaiman

★★★✩ Suelo preferir leer los libros en los que están basados las películas antes de verlas. Pero no siempre sé que hay un libro. La primera vez que vi Stardust fue hace casi...seis, siete años. Desde entonces la habré visto más de una docena de veces. Y hace unos dos o tres años me encontré con esta pequeña novela escondida en las estanterías de una librería. Aún no había leído Sandman así que el nombre 'Gaiman' me sonaba muy, muy lejano. Como si fuese un compañero de trabajo de un amigo... al que no ves mucho. 

¿Qué pasa entonces cuando lees el libro de una película que te encanta? Pues que lo comparas todo el rato con la película. Supongo que lo normal es llevarse sorpresas agradables (es fácil hacer buenas películas basadas en libros pero es difícil que sean buenas adaptaciones).  Sé que hay quien dice que el libro es el libro y la película es la película y no se deberían comparar y bla, bla, bla... Ni caso. Hay una historia y dos medios para contarla. Hay veces en las que si se hace con cariño se puede contar la misma historia desde puntos de vista diferentes (El Señor de los Anillos es una de mis películas favoritas pero es una adaptación perruna). Pero también puedes poner como excusa el libro y contar una historia más tuya que del autor a su costa (Eragon es el primer ejemplo que se me viene a la cabeza). O puedes hacer una buena película que sea una buena adaptación del libro. Aunque sinceramente ahora mismo no se me viene ninguna a la cabeza...

Para los que no hayáis visto la película solo diré que es preciosa. Se disfruta diferente al libro. Sinceramente esto es más una reseña de cómo he disfrutado el libro tras haber visto la película que otra cosa. Por si acaso alguien quiere una opinión del libro en el vacío:

Es un gran libro. Es Neil Gaiman en estado puro. Los personajes son todos dignos de una novela propia desde su punto de vista. El trasfondo es de lo mejor que he leído. Folclore británico hasta la médula. La historia es ágil y rápida. Es un libro precioso para leer por las noches antes de ir a dormir. Lo único que falla un poco es la evolución del personaje de Tristran y su relación con Yvaine hacia el final del libro. No me parecieron unas escenas demasiado bien llevadas. Fueron rápidas, y no se mostraron mucho las emociones de Tristran. Pero meh. Sigue siendo un libro excepcional.

Y ahora lo que realmente me apetece. ¿Qué me parece la película ahora?

Ah, estoy a punto de romper una de las normas fundamentales del blog entrando en spoilers. Si queréis disfrutar esta historia de la mejor forma posible parad aquí. AHORA. Os pienso estropear el final. Y el principio. Y partes del medio. Es una amenaza. Id a leeros el libro o ved la película. Probablemente deberíais de hacer las dos cosas antes de pasar de aquí. No os preocupéis. Son geniales.

Bien, las mayores distinciones que veo entre los dos formatos son:
1-El trasfondo de Tristran.
2-La escena final en el castillo de las brujas.
3-El capitán Shakespeare.

Todo lo demás es ruido que me da bastante igual. La personalidad de Victoria, algún personaje de más o de menos...Me da igual. Entiendo que al cambiar de medio se tienen que hacer sacrificios y en este caso han sido menores.

1-El trasfondo de Tristran. 
Es mucho mejor en el libro. Que tenga ascendencia feérica le da un giro al personaje que le sienta bien. Mezclado con el cambio que sufre a ojos de los que no ven toda su aventura le da una capa más a un personaje al que no le sobran.

2-La escena final en el castillo de las brujas.
Entiendo lo que quiere ver la mayoría del público. Necesita un clímax de acción con una banda sonora rápida y que parezca que el protagonista va a morir aunque todos sepan que no es verdad. Lo entiendo y no me molesta la función que tiene en la película. Pero no es elegante.
El clímax del libro es el momento en el que Tristran se va de Muro, liberando a Victoria de su compromiso en un alarde de evolución personal porque sabe que quiere estar con Yvaine. Además del hecho de que es más elegante que una pelea de brujería y acero, deja que empatices aún más cuando se van de viaje en vez de gobernar. Y la última escena, es Yvaine. Es ella y nadie más. Es una página que te rompe por dentro de una forma y otra.

3-El capitán Shakespeare.
Este es un personaje que solo aparece en la pelicula. No aparece en el libro. Y es cierto que en el libro desentonaría ligeramente. Pero los que habéis visto la pelicula sabéis que contrataron a un mago para hacer un personaje en una película de fantasía y la magia del Sr. de Niro hace que sea mi personaje favorito de la película. Sin competición. De hecho, según me iba acercando a ese punto de la trama estaba mordiéndome las uñas deseando que apareciese de una vez. Solo para descubrir que no es más que una pareja aburrida que les hacen de BlablaShip en menos de dos páginas. ¿En una palabra? Desilusión.

Aún así si habéis leído todo esto es porque os habéis estropeado la historia o ya conocíais las dos formas de contarlo. Porque como os prometí os he estropeado el principio. Y el final. Y el medio. 

Leed Stardust. Ved Stardust. Quizás os ayude a entender los auténticos deseos del corazón. Quizás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario