domingo, 5 de julio de 2015

El Destino del incorpóreo de Marcos Nieto Pallarés

★★✩✩✩ Hace mucho que no leía Ciencia-Ficción y lo cierto es que lo echaba de menos. Desde Guía del autoestopista galáctico ha sido todo Fantasía y ya era hora de cambiar.

El Destino del Incorpóreo es un libro auto-publicado que solo se puede conseguir por Amazon. Lo descubrí porque el autor mismo me lo recomendó por Goodreads. Normalmente no suelo mirar nada de un libro antes de leerlo pero aquí no me la quería jugar así que miré la página de Goodreads sin entrar en mucho detalle. Me interesó el tema, obviamente, así que aquí estamos.

Como siempre en una historia de ciencia ficción lo primero y lo mas importante es el contexto. Y aquí es bueno. Sí que recuerda algo a Matrix, pero tampoco es que sea una copia. Y realmente es solo en la forma, el auténtico fondo es original y lo cierto es que me encantó. Es original, y un gran lugar para plantear una historia. Tiene de todo, desde alta tecnología a debate filosófico. Sinceramente quiero seguir leyendo más cosas de este mundo porque me ha dejado con unas cuantas dudas y quiero las respuestas. Cuando un mundo de Sci-Fi me deja así, es que es bueno.

Ahora vamos con lo no tan bueno.

Lo primero, porque me lo tengo que quitar de encima ya es la narrativa. Necesita mejorar y mucho.
Lo que más llama la atención es el uso reiterado e indiscriminado de las listas. Literalmente, listas con cuatro o cinco puntos. Cambia el sistema de narración entero, rompe el ritmo, y simplemente no queda bien. He de decir que la primera me dejó intrigado pero a partir de la tercera ya ponía los ojos en blanco. La narración en las escenas de dormitorio también deja mucho que desear aunque he de decir que hacer una escena de calidad de ese estilo es muy difícil, así que de todas las quejas con la narración es algo menor.

Los personajes tampoco son de lo mejor que hay. Desde el protagonista, que sinceramente no es que me haya dado 'exactamente' igual pero no he conseguido conectar con él. Puede que sea por lo corta que es la novela o porque hay muchos flashbacks, pero es un poco meh. Aunque tiene un par de momentos que le dan algo de vidilla. Los secundarios sí que son todos de pasada. Si casi no me ha dado tiempo a empatizar con el protagonista de la novela imaginaos lo difícil que puede ser presentar un secundario en ese lapso de tiempo. En general todos eran más o menos coherentes y no hicieron nada que me obligase a llevarme las manos a la cabeza en ningún momento. Menos en los diálogos. Aunque eso es más o menos de narrativa fueron una de las causas por las que me costó conectar con los personajes. Si las acciones de los personajes los diferenciaban bien, los diálogos eran  iguales en todos y algo forzados así que no transmitían nada . Además la relación entre Isaac y María me pareció muy forzada.

Por último la trama. Lo mejor que puedo decir es que es sencillita. No da mil vueltas ni se anda con rodeos. Es ligera y se sigue bien, algo muy importante en una novela así de corta. Sí que he echado en falta un poco mas de calma en el desenlace. Se desarrolla todo muy deprisa y marea un poco. El último giro está metido con calzador. No en el sentido de que sobre, que está chulo, si no que le falta un poco de margen para explicarlo bien.

Si os gusta MUCHO la ciencia-ficción y queréis algo corto lo podéis dar una oportunidad. Lo recomiendo sobre todo para leer esperando por un avión en un aeropuerto o algo así. Es un libro al que le pega ser leído mientras viajas. Si es un viaje largo en tren por ejemplo. Te lo leerás entero en el viaje y te dará tiempo a hacer otras cosas.

Eso es todo, ahora si me disculpáis voy a tomar algo. ¡Commatron...!

No hay comentarios:

Publicar un comentario