viernes, 1 de mayo de 2015

Geek girl de Holly Smale

★✩✩✩✩ Bueno, mi primer suspenso. Malo. En la estantería de los libros castigados. ¿Por qué?

Lo primero los personajes. Ninguno merece la pena. Son todos planos a mas no poder. Sobre todo la protagonista, la mini-evolución que tiene a lo largo de todo el libro se ve venir desde la contraportada. Cero sorpresas. Y el elenco de personajes secundarios es de traca. El padre, que parece una adolescente de quince años, pero en realidad no es más que un individuo en su crisis de los cuarenta. La diseñadora con personalidad que no concuerda con sus acciones, el acosador que sobra (si, en serio es lo único que puedo decir de él). Al pozo con todos ellos. La única que podría tener un ápice de salvación sería la madrastra. Quizás.

Luego la trama; inexistente. A ver que me explico. Si, hay introducción, nudo y desenlace. Y hasta dos giros argumentales. Pero es todo tan soso... Nada me sorprendió. Y lo que es peor es que no se sostiene. Las decisiones de la protagonista y sus consecuencias no son coherentes. Fuerzan para que todo vaya a donde la autora quiere. En vez de ser A->B->C, es A->K->75. Porque si, porque la relación causa-efecto no entra en este libro. Y el amago de nudo romántico que no te importa ya es lo último. Y no te puede importar porque no es relevante en la novela, no deja que lo sea. Te lo recuerda de vez en cuando con un "eh, que sigo aquí..." pero estando todo el peso de la novela en otras relaciones se convierte en algo completamente superfluo.

La narrativa es clara y sencilla. Y no lo digo como queja, porque es lo mejor que tiene este libro. Sin duda se agradece que por lo menos sea fácil de leer. Hay veces en las que una narrativa plana estorba y le quita a todo matices, pero aquí combina bien con lo que se quería hacer.

Veredicto, suspenso. El primero que doy en este blog y tampoco es que sea un "a la hoguera con él", pero no se lo recomiendo a nadie. Si queréis leer una novela de adolescentes, adelante con Eleanor&Park, si queréis leer algo sobre modelos... No sé. Seguro que hay algo mejor en algún lado.

Porque da igual cuantas metáforas sobre osos polares se hagan, hay cosas que no mejoran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario