miércoles, 26 de noviembre de 2014

We Were Liars de E. Lockhart

Vale, estoy frustrado con este libro. Mucho. Y es injusto.

Pedí este libro porque me apetecía quejarme. Tenía TODA la pinta de ser la novela-genérica-número-tres para Young Adults. Además era pseuso-best seller en Amazon y echaba de menos poder quejarme de un libro. De vez en cuando me gusta pillar un libro que sé que es malo solo para poder quejarme. Pero fui justo. Me lo pillé en inglés para que la traducción no se inmiscuyese. Estábamos la autora y yo a solas.

Y nada más empezar el libro estaba claro que había acertado. Llevaba un tercio del libro y nada había pasado. Ni un puntito de emoción. Sí que me había sorprendido la narración. La autora escribe de una forma preciosa. Te cuela metáforas sin que te enteres. Las normas de la gramática sabe perfectamente cuando incumplirlas y que quede bien. Estaba enamorado de la narrativa. Solo de la narrativa.
Así que seguí leyendo.


Pasé la mitad del libro y aún nada.


Y llega la recta final.


Y todo. 


Que cabrona la autora. Se ha estado descojonando de mí todo el libro. Haciéndome creer que lo que tenía entre mis manos era un libro del montón envuelto en un papel de regalo bonito. Y saca el guante y me abofetea mientras se ríe.
¿Que no había trama? Pues toma trama. ¿Que la familia Sinclair era un poco meh? Dime eso ahora si te atreves.
Un gran libro. No puedo decir nada mas de él. Excepto quizás, que no miento cuando os digo que lo hay que leer en inglés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario