miércoles, 1 de octubre de 2014

Quantic Love de Sonia Fernández-Vidal

✩ Bien,lo primero es que odio que Goodreads no deje usar fracciones de estrellitas. No le corresponden 3 pero dos son pocas.Me contentaría con 2,5. Quizás.

En cuanto al libro en si... lo he acabado tras un maratón de lectura de... menos de tres horas y la única forma que tengo para definirlo es fresco. Explicar el porqué es complicado.

Cuando lees mucho empiezas a ver patrones en todas las obras: protagonistas que se repiten, temáticas, tramas... Como el cine de la guerra civil. Trágate tres películas por obligación y habrás visto casi todas las demás. Entonces, ver algo que sepa distinto es difícil; en las novelas de amor más; en las novelas de adolescente genérica número tres, más aún. 

Empecé a leer este libro porque cuadraba bien con mi temática de física de esta semana (junto a The Big Van theory) sin esperarme demasiado y demasiado no fue lo que me encontré. Una chica trabaja como camarera en el CERN antes de empezar su primer año de universidad. Vale, sin más. Vamos a por chistes de científicos, ¡bien! A lo peor hasta hacen referencias a Sheldon ¡maloserá!

Primero lo malo, la protagonista es una Bella Swan de la vida. Como escuché una vez, es un maniquí del Bershka. No es ni guapa ni fea, ni lista ni tonta, ni simpática ni desagradable. Es el arquetipo de ente que funciona para que la lectora tipo se identifique rápido con ella. Un recurso fácil y no muy elegante. Lo mas interesante que tiene la protagonista como personaje son sus padres que me resultaron simpáticos (y eso que ni siquiera aparecen en el libro).

Ahora todo lo bueno. Es un libro romántico y de ciencia. 
La ciencia aparece bien explicada. No se rebaja con azúcar como en una sitcom que pretende no decir nada. Se muestra sin pretensiones, como es en realidad. Compleja y tímida para los que no la conocen pero no extraña y huraña. Que consiguiesen eso es bueno. Que además de presentártela sin mayores miedos acabes el libro habiendo aprendido un par de cosas es mejor. 
El romance... a trancas y barrancas. Sin spoilers, porque estamos entre amigos, pero he de decir que no hay nada nuevo bajo el sol. Es simple y fácil como mentir. No molesta, es el hilo conductor que hace que la trama avance aunque al final es lo que menos me importaba. Yo quería mas ciencia.

Los personajes en general... bien no, pero fatal tampoco. Planillos en su mayoría. Todos tienen una característica que siguen a rajatabla. No molesta pero tampoco gusta.

Y a pesar de todo esto el libro es fresco. Se deja leer mientras que no le pidáis cosas que no os puede dar. En ningún caso es un mal libro que no pudieseis llevar del brazo a una cena elegante. Quizás os mirasen un poco por encima del hombro otros con libros mas profundos y complejos pero no os preocupéis. Ellos tienen los pulmones llenos de polvo, vosotros lleváis algo valioso como un penique nuevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario